Sin falta de caballerosidad, este sábado le di plantón a la Dama para centrar mi atención en otro habitante del bosque, como es el Duende y en lo que nos reservaba la primera batida de corzo en Cantabria de la temporada.

Y quizás te ahorre unas líneas si te adelanto que mis lances se redujeron a cero, pero debo reconocer que fui con ganas y volví satisfecho.

Ahora te explico por qué…
 

Cuando las balas silban en el puesto de al lado…

Sobre la una y pico del mediodía había finalizado esta primera batida de corzo en Cantabria y volvía pensando en el coche que cuanto mejor me hubiese ido siendo fiel a la sorda y en compañía de Figo y Crono.

Pero el pensamiento fue tan efímero como errado, pues si bien es cierto que me fui como llegué, sin grandes historias que narrar, lo cierto es que me lo pasé bien, disfruté del monte, de un idílico puesto con unas espectaculares vistas a la montaña cántabra, del calor de la caza en cuadrilla y también, claro, de esas ladras y levantes que tanto me excitan y que normalmente anuncian un inmediato lance, aunque en esta ocasión no llegara a pronunciarse.

Y tan pronto me di cuenta del error, pensé…

¡Qué leches!. Esta batida de corzo en Cantabria merece un post, que además últimamente no he compartido ninguna de mis peripecias cinegéticas.

Batida de corzo en Cantabria | Cuaderno de Caza
 

Primeros lances en la batida de corzo en Cantabria…

Por mi aún escasa trayectoria en la caza mayor, todavía no me siento con la suficiente confianza para garantizar si un puesto es bueno o malo a simple vista, pero en esta ocasión me aventuré a decirle al compañero…

¡Hoy vamos a ver corzos!

Cierto es que partía con la ventaja de que el monte en que discurrió esta batida de corzo en Cantabria lo conozco como la palma de mi mano.

También es verdad que la densidad de corzos en esa zona es enorme…

Pero no se debía a nada de esto, tenía un pálpito y se cumplió, con más fortuna para el compañero que para mí, pero se hizo realidad.

Y es que no llevábamos una hora en el monte y ya había escuchado «silbar» unas cuantas balas al lado mío, entre tanto yo me mantenía en la tensión de un posible fallo que me concediese una oportunidad que no llegó.

Fallar falló, de hecho, ocurre en las mejores familias, pero los bichos renunciaron a probar suerte de nuevo y supieron escabullirse por la parte superior de la cabecera de encinas que quedaba a mi espalda.
 

Un raposo, dos banditos de palomas y un par de corzos paseando…

Transcurría la mañana y allí seguía en mitad de la braña, quietecito, atento al mínimo chasquido que delatase la cercanía del Duende, sin hacer ruido y mirando de reojo a unas nubes negras que amenazaban agua a borbotones.

Para entonces el compañero se había desquitado de sus fallos logrando abatir un preciosa corza que después cargamos hasta el coche.

Y en esas, mientras apuraba los últimos sorbos de un café al que soy incapaz de renunciar, por mucho que su aroma me delate, vi salir un raposo como quien no quiere la cosa y cruzar la pradería hasta la orilla de las hayas de enfrente sin percatarse de mi presencia.

Pensé en apuntarle y restarle bajas al cabrero, que este año le ha dado el pésame a varias crías, pero luego recordé aquello de que «por donde pasa el zorro, detrás va el jabalí» y me dije…

Lo mismo también es válido para los corzos.

Y se ve que si, porque a los 30 minutos salieron dos corzos del mismo lugar, tan tranquilos como quien camina por el Paseo Pereda observando la bahía y sin abandonar el trote parsimonioso, se perdieron por la misma trocha que previamente había utilizado el zorrete.

Al final va a ser cierto que las especies tienen ese famoso “calendario venatorio” y saben cuándo deben luchar por salvaguardar su existencia y cuándo pueden permitirse el lujo de vacilarte sin rubor alguno.

Que más o menos es lo mismo que debieron tener en cuenta dos pequeños bandos de torcaces que vinieron a posarse a pocos metros de mi postura…

Batida de corzo en Cantabria | Cuaderno de Caza
 

Una batida de corzo entretenida y con mucho ruido…

Entonando a Sabina, hubo ruido, mucho mucho ruido, pero no de ventanas, sino de gatillos y balas.

Se las escuchaba “silbar” con cierta recurrencia y casi siempre acompañadas de una segunda y una tercera…

Otro que se va – Pensaba para mí cada vez que sucedía el mismo hito.

O no andamos finos o nos hemos vuelto una cuadrilla animalista, quién sabe…

En ese impasse subía una “rehala” de grifones y sabuesos de levante por el interior del encinar que tenía a mi espalda.

Ahí me viene – Empecé a soñar.

Asi que me giré, adopté una postura cómoda y me preparé porque se iban acercado con rapidez y prácticamente los tenía encima.

Esta vez no me temblequeaban las piernas, esa sensación sólo me la transmite de vez en cuando el jabalí y aún no sé por qué, pero estaba tenso, listo y a la expectativa.

Pero tristemente, ese ansiado primer lance se quedó en agua de borrajas, quizás porque el corzo se aprovechó del viento en mi espalda para ventearme y cambiar de rumbo, quizás no fue el viento y lo que no le gustó fue el aroma de mi café o quizás no había corzo, que también puede ser.
 

Con esto y un bizcocho…

De este modo terminó la batida de corzo en Cantabria, la primera de dos y probablemente la penúltima oportunidad antes de guardar el rifle hasta septiembre.

¡Qué rápido se va lo bueno!.

Asi que volvía en el coche con cierta desilusión, hasta que me di cuenta de dónde había estado y del privilegio de lo vivido, más allá de que en esta ocasión, las balas silbasen en el puesto de al lado…

¡Un abrazo y al monte!

Seguro que tienes mucho que aportar y estamos deseando escucharlo, así que te animo a que dejes un comentario en el formulario con tu opinión.

Y si te ha gustado este post sobre la primera batida de corzo en Cantabria de la temporada, puedes compartirlo en tus redes sociales desde los botones que encontrarás al final del artículo.
 
 

Si te ha gustado... ¡No olvides compartirlo!
Te recomiendo...

¡Menos omisión y más reacción!

170shares Facebook149 Twitter21 WhatsApp Email0¡Más reacción y menos omisión!… Prohibición de caza del lobo ibérico No se trata únicamente de...
Read More

¡Estoy orgulloso de ser cazador!

169shares Facebook149 Twitter20 WhatsApp Email0¡Estoy orgulloso de ser cazador! Quiero gritarlo bien alto… ¡Estoy orgulloso de ser cazador!. Y estoy...
Read More

¡El monte no es de todos!

168shares Facebook149 Twitter18 WhatsApp Email1¡El monte no es de todos! A ver si nos mentalizamos de que el monte no...
Read More

Dos osas, dos sucesos y un millón de oportunistas

164shares Facebook149 Twitter15 WhatsApp Email0Osas abatidas en España en cacerías de jabalí Nos hemos «despertado» con el trágico suceso de...
Read More
Más Caza...
Batida de corzo | Batida de Caza Mayor | Cuaderno de Caza

Entre corzos, encinas y hayedos

168shares Facebook167 Twitter1 WhatsApp Email0Poco a poco sigo ampliando mi bagaje cinegético, acumulando experiencias en la caza grande que empiezan...
Read More
Anécdotas de caza | Cuaderno de Caza

Una graciosa anécdota cazando el corzo

66shares Facebook63 Twitter3 WhatsApp Email0Las anécdotas de caza son esos instantes risueños, cómicos incluso, normalmente provocados por algún error en...
Read More
Rececho de venado en la berrea | Relatos de caza | Cuaderno de Caza

Recechando un venado en tiempo de berrea

84shares Facebook83 Twitter1 WhatsApp Email0Hoy, de nuevo, le cedo pluma y protagonismo a un buen amigo y cazador como es...
Read More
Batida de corzo en Cantabria | Cuaderno de Caza

Cuando las balas silban a tu alrededor…

508shares Facebook479 Twitter24 WhatsApp Email5Sin falta de caballerosidad, este sábado le di plantón a la Dama para centrar mi atención...
Read More
Temporada de caza de jabalí 2020 | Cuaderno de Caza

De codornices a jabalíes en un suspiro…

502shares Facebook479 Twitter19 WhatsApp Email4Aún estamos en agosto, paladeando esas codornices que ya hemos rebautizado como Hadas del Campo, pero...
Read More
Batida de jabalí en Cabuérniga | Caza de jabalí en Cantabria 2020 | Cuaderno de Caza

Estreno jabalinero en los montes de Cabuérniga

505shares Facebook479 Twitter22 WhatsApp Email4Permíteme que en esta ocasión empiece por el final, por esa imagen que he colocado de...
Read More
Te puede interesar...
Chaquetas de caza | Cuaderno de Caza

Las mejores chaquetas de caza de 2021

4shares Facebook0 Twitter4 WhatsApp Email0Si bien es cierto que muchos de nosotros somos asiduos del chaleco, también lo es que...
Read More
Botas de caza | Comprar botas de caza online | Cuaderno de Caza

¿En busca de las mejores botas de caza online?

4shares Facebook0 Twitter4 WhatsApp Email0Las botas de caza son uno de los complementos a los que más atención prestamos los...
Read More

Camisetas personalizadas de caza

4shares Facebook0 Twitter4 WhatsApp Email0Llega un momento en que queremos hacer un regalo original a un cazador o simplemente, vestir...
Read More
Chaleco de caza naranja BeniSport | Cuaderno de Caza

Chaleco de caza BeniSport, el idóneo para Caza Mayor

2.0Kshares Facebook2.0K Twitter4 WhatsApp Email2La reseña de hoy va sobre el sección de reviews de caza una prenda de alta...
Read More
Botas Chiruca Cares Boa 08 Hi Vi ▷ Reseña y opinión TOP VENTAS 2019

Botas Chiruca Cares Boa, reseña y opinión

7shares Facebook0 Twitter6 WhatsApp Email1Hoy quiero poner en valor mi opinión sobre estas botas de caza Chiruca, ya que normalmente,...
Read More
Mochila de caza Beretta Zaino da Caccia ▷ CALIDAD y prestigio en 2019

Mochila de caza Beretta Zaino, calidad en 2021

3shares Facebook0 Twitter1 WhatsApp Email2Hoy te traigo esta mochila de caza Beretta que me ha encantado. Avalada por la calidad...
Read More
Suscríbete

¿Te aviso para el próximo post?

¿Te ha gustado este post sobre la primera batida de corzo en Cantabria?. Forma parte de la Comunidad y recibe un correo mensual con las mejores publicaciones en tu mail.

¡Házte notar, contribuye con tu opinión!

 
¡Sígueme en redes sociales!
Send this to a friend