Hoy le cedo pluma y protagonismo a un buen amigo y cazador como es Lobaco, autor de su propia bitácora: Cazador en la Oscuridad, que nos deja un gran sabor de boca cinegético con un buen relato de caza a la altura de su excelsa capacidad literaria: «El milagro de la Bruja del Bosque».
 

Relato de caza: El milagro de la Bruja del Bosque

El latido del campo a la hora del Alba es un privilegio destinado a unos cuantos locos o así nos llaman quienes han perdido los instintos, quienes su infinita ignorancia no les deja ver lo que un día fueron, ni lo que podrían llegar a ser, si aprendiesen a respetar el legado cultural, antropológico y espiritual que trae desde antiguo la caza.

Por ello y teniendo en cuenta que me dirijo a ese pequeño y selecto grupo de privilegiados, con la mayor humildad deseo que te guste el relato de caza que estoy a punto de compartir contigo: «El milagro de la Bruja del Bosque».

Bruja del bosque | Relatos de caza | Cuaderno de Caza
 

Aspirando mi mundo a bocanadas…

Aspirando mi mundo a bocanadas, voy trepando por la ladera, sorbiéndole al campo todos sus lujos y olores, resollando la maldad de los «cubatas» de anoche, templando de nuevo mi cuerpo con el aire montuno.

Tras los pasos de mi gran perro, quiero llegar a la alargada cumbre de esta serrezuela, antes que Lorenzo despunte el día con sus afiladas y áureas lanzas, creadoras de la vida.

El paisaje es espectacular, los olores vacuos y a veces sutiles, del humus, de los pinos, reconfortan las narices tanto como los trinos de los pájaros, los oídos o el claroscuro del bosque a los ojos.

A lo lejos, el pueblo duerme sin saberlo, sin percatarse, inexplicablemente ajeno al portento natural que se vive aquí y ahora.

A la par, al unísono y «al alimón”, vamos recorriendo los rincones todavía oscuros bajo los árboles, todas las «solanillas» donde pudiera andar encamada la «hermana rabona”, tapándonos a conciencia de los penetrantes ojos de las torcaces, pues es aquí donde los inalcanzables bandos del valle rozan con su azulada panza las copas de los pinos carrascos.

Ya ha salido el Sol y nos ha descubierto en la misma cima, amparados tras los huesudos brazos del enebro, oteando el roto del horizonte, donde las sierras parecen los trazos de un niño que aprende a dibujar.

Con ojos penetrantes admiramos la insondable boina de niebla que luce el valle, de donde esperamos broten las palomas como perlas negras de un momento a otro.
 

Las palomas de la niebla del Alba

Las palomas de la niebla del Alba no han de tardar, pues ya estarán ahuecándose desde las ramas de su dormitorio, zureándose unas a otras para reconocerse, saludar al nuevo día y agradecer el prodigio de seguir vivas.

Con sus buches rugientes de puro hambre levantarán el vuelo y vendrán a parar a este collado a través de espesas brumas.

Mientras, una ardilla ha bajado a explorar el suelo, mi perro la mira a ella, después a mí, pero como su Dios y maestro, le niego con la cabeza y pongo mi conciliadora mano sobre la suya…

«Espera un poco chico, tan solo un minuto más…»

Ya se ven, vienen desafiando al mismo viento, perforando la blanca espesura que hace esfuerzos por retener sus potentes aletazos.

Son siete y vienen rectas hacia nosotros, un tanto escoradas a la derecha, sin conocer que esa deriva le ofrece a mi escopeta una leve ventaja.

Al llegar como un resorte salta hasta el hombro acostumbrado, encaja mi mentón en su culata y por un instante apunta al cielo, antes de tronar su invisible lengua de muerte y fuego.

Todo ha quedado mudo, hasta el Alba, que por un instante nos mira sin temor y reconoce de nuevo, mientras dejamos la cumbre para descender al valle atravesando las espesas nieblas.

Bruja del bosque | Relatos de caza | Cuaderno de Caza
 

Si algo aprendí en la caza…

Si algo aprendí en la caza fue a seguir mi propio instinto, igual que hago en las demás vertientes de la vida.

A buscar donde nadie busca, a encontrarme donde yo quiero estar, a valorar lo que otros rechazan.

A desoír las anodinas llamadas del vacío rebaño que no quiere verme osar despuntar, que no tolera que no le siga para seguir encubriendo su propia mediocridad.

La experiencia hoy vivida me da la razón una vez más, me reconforta y anima a seguir en la misma linea.

Con ese empeño y unos cuantos tropezones, hemos traspasado las nieblas y descendido hasta el fondo del valle, hasta la linde del bosque con las labores.

A otro mundo en semi penumbra, donde el Sol no llegará hasta pasado el mediodía, donde los seres que lo pueblan viven de otra manera…

Allí, donde vive La Bruja del Bosque.

A desoír las anodinas llamadas del vacío rebaño que no quiere verme osar despuntar, que no tolera que no le siga, para seguir encubriendo su propia mediocridad. La experiencia hoy vivida me da la razón una vez más, me reconforta y anima a seguir en la misma linea.

Los charcos del camino de la umbría guardan un agua fría y tan pura como para dejar que mi perro abreve, calme su sed y detenga su trote por un momento.

Es joven todavía y aún no sabe dominar el ímpetu que brota acelerado desde el fondo de su potente pecho.

Lo miro, lo nombro y rabea con entusiasmo, me mira desde la profundidad de sus ojos color caramelo, desde la autenticidad de su nobleza sin raza.

Entre robles deshojados, ladridos de corzos y setas carcomidas, atacamos la suave loma donde espero encontrarla, sé que está sola, no hay muchas por estos lares y no lo pondrá nada fácil.

El suelo está tan húmedo que las «narices» pican, pero es un olor apacible y vivificante, pues los primeros rayos ya traspasan la bruma allá a lo lejos.

Hemos de darnos prisa.
 

El milagro de la bruja del bosque

Repechando suavemente ascendemos un poco entre viejos carriles, que antaño sirvieron para bajar las maderas del monte, enormes mulos, broncas voces, brazos fuertes y vigorosos, que hace décadas desaparecieron.

Poco a poco la vegetación vuelve a espesarse, mientras los delgados y pelados robles lo llenan casi todo.

Un claro aquí o allá, una espesa y enrevesada maraña, un rocoso balcón que mira a la otra vertiente de este monte, forman el inolvidable paisaje.

El perro hace metros que la toca, sin ser especialista ha cogido su rastro, lo sigue con vehemencia perdiéndolo y retomándolo a ratos.

Se encamina a una maraña y se queda quieto, camina tres pasos más y se petrifica, rodea un brote de roble muy tupido donde sin duda se esconde el tesoro que andamos buscando.

El tiempo se detiene mientras Uncas se transforma en marmórea estatua, boquea, aspira, aspira, boquea, me mira de reojo y me advierte…

¡Está ahí, no la vayas a fallar ahora!

Bruja del bosque | Relatos de caza | Cuaderno de Caza
 

¡Está ahí, no la vayas a fallar ahora!

Me coloco en la posición más favorable, justo tras el perro y los minutos empiezan a parecer horas.

Sigue estático y a mí me revienta estropear este precioso momento. Sea liebre o sea «Bruja del Bosque“, no tiene escapatoria.

En el último momento el perro no puede más, gira de nuevo la mata, se coloca delante de mí y el roble estalla en rápido vuelo leonado y rectilíneo.

Se eleva un poco y asciende en décimas de segundo hacia el monte, la tapo y le suelto un tiro conejero a «tenazón» que se clava nítidamente en el tronco de un esquelético roble.

El perro la sigue, o mejor dicho, persigue a un fantasma, porque el pájaro ya se ha evaporado.

No ha quedado más que una pluma flotando en el aire, nervioso testigo que un día estuvo amarrado a un misterioso, precioso y viajero pájaro.

Mientras la buscamos aterriza frente a nosotros un enorme bando migratorio de palomas, se detienen en las copas más cercanas, nos ven y salen de nuevo «a escape» hacia el collado de la cima del monte.

De la Bruja del Bosque ni rastro y tras diez minutos de búsqueda, decido regresar.
 

El retorno

Con el sol de cara, por el camino retorno a mi guarida del pueblo mientras dejo mi mundo atrás, acariciando en el bolsillo las dos vainas vacías, coronado por el majestuoso vuelo del Aquila chrysaetos, bamboleando la paloma muerta y orgulloso de mi perro.

Aquí es donde debería vivir y «civilizarme» a ratos y no al contrario.

Un buen taco de jamón y trago de la bota de vino, pondrán el broche a la mañana, después saldré a vigilar los rastros para el aguardo de la noche.

Es lo que tiene ir de caza con tres cartuchos, salir de disfrute, sin ansía, con respeto y sin desdén.

A ser parte de la vida que bulle tomando lo preciso sin arrasar, sin dejar la inhumana huella que tanto ayuda a despreciar al cazador.

Es lo que da tener al alcance un monte, una escopeta, un perro, una niebla, un pasado y una paloma torcaz.

Es impresionante volver a casa con esta sensación de triunfo, de quedarte sin munición frente al bando de palomas de tu vida, de fallar una becada a «cascoporro», de llevar en el chaleco una sola paloma y una enorme lección de vida.

Bruja del bosque | Relatos de caza | Cuaderno de Caza
 

Espero que hayas disfrutado con este relato de caza

Espero que te hayas sentido como en casa bajo esa fina pluma que gasta Lobaco.

Incluso es posible que este relato de caza te haya permitido rememorar viejos lances y entonces nos sentiremos satisfechos los dos.

¡Un abrazo y al monte!
 
 
Seguro que tienes mucho que aportar y estamos deseando escucharlo, así que te animo a que dejes un comentario en el formulario con tu opinión.

Y si te ha gustado este relato de caza sobre El milagro de la Bruja del Bosque, puedes compartirlo en tus redes sociales desde los botones que encontrarás al final del post.
 
 

Si te ha gustado... ¡No olvides compartirlo!
Seguro que te interesa...
No dejes de leer otros artículos de Opinión
Artículo para el Suplemento de Caza de ABC | Cuaderno de Caza

Segundo artículo para el suplemento de caza de ABC

96shares Facebook96 Twitter0 WhatsApp Email0Hoy me han publicado un nuevo artículo para el Suplemento de Caza de ABC y las...
Read More
Programa 405 de Caza Pesca y Naturaleza | Cuaderno de Caza

Charla sobre la perdiz en Caza, Pesca y Naturaleza

135shares Facebook135 Twitter0 WhatsApp Email0Llegó el programa 405 de Caza, Pesca y Naturaleza y con él, la segunda oportunidad para...
Read More
Charla sobre el CCB en Radio Intereconomía | Cuaderno de Caza

Charla sobre el CCB en Caza, Pesca y Naturaleza

386shares Facebook383 Twitter2 WhatsApp Email1Hoy me levanté prontito, como hago casi siempre, pues volvía mi sección Cuaderno de Caza al...
Read More
Adiestramiento de perros con caza de granja | Ventajas e inconvenientes de la caza de granja | Trucos para adiestrar perros de muestra con caza de granja | Como iniciar un perro con caza de granja | Ventajas de adiestrar un perro con caza de granja | Inconvenientes de adiestrar un perro con codornices de granja | Adiestramiento de perros con caza de granja | Adiestramiento de perros con codornices de granja | Blog de caza menor | Cuaderno de Caza

Ventajas e inconvenientes de la caza de granja

257shares Facebook257 Twitter0 WhatsApp Email0Vivimos una etapa casi problemática para iniciar a nuestros cachorros en la caza, con campos vacíos...
Read More
Relevo generacional en la caza | Blog de Caza menor | Cuaderno de Caza

Mi relevo generacional en la caza está asegurado

207shares Facebook207 Twitter0 WhatsApp Email0Hay momentos en la caza, que poco tienen que ver con lances, perchas, muestras o patrones,...
Read More
Coto de codorniz en Palencia Norte | Coto de caza Báscones de Ojeda | Cuaderno de Caza

Báscones de Ojeda, recuerdos de mi primer coto de codorniz

84shares Facebook81 Twitter1 WhatsApp Email2Quizás por ser escenario de mi debut codornicero o por lo bien que nos acogieron en...
Read More
Reseñas y comparativas de productos
Reviews artículos de caza
Linterna de caza para esperas de jabalí | Olight Warrior X Turbo Kit | Cuaderno de Caza

En busca de las mejores linternas de caza…

4shares Facebook0 Twitter4 WhatsApp Email0Ya sabes que en los últimos meses he probado varios productos de la casa Olight, distintos...
Read More

Olight Warrior X Pro… ¡Linternas para la caza!

171shares Facebook149 Twitter22 WhatsApp Email0Olight Warrior X Pro… Una gran linterna para cazadores Después de testar la mini linterna i3T EOS...
Read More

Linterna Olight i3T Latón… ¡Pequeña, pero muy bestia!

172shares Facebook149 Twitter23 WhatsApp Email0Linterna Olight i3T Latón… ¡Pequeña, pero muy bestia! Para estrenar esta nueva sección del blog «Mi...
Read More
Chaquetas de caza | Cuaderno de Caza

Las mejores chaquetas de caza de 2022

11shares Facebook0 Twitter7 WhatsApp Email4Si bien es cierto que muchos de nosotros somos asiduos del chaleco, también lo es que...
Read More
Botas de caza | Comprar botas de caza online | Cuaderno de Caza

¿En busca de las mejores botas de caza online?

8shares Facebook0 Twitter7 WhatsApp Email1Las botas de caza son uno de los complementos a los que más atención prestamos los...
Read More

Camisetas personalizadas de caza

5shares Facebook0 Twitter5 WhatsApp Email0Llega un momento en que queremos hacer un regalo original a un cazador o simplemente, vestir...
Read More
1 2
Suscríbete

¿Te aviso para el próximo post?

¿Te ha gustado este post de invitado sobre el milagro de la Bruja del Bosque?. Forma parte de mi Comunidad y recibe un resumen mensual con los mejores artículos en tu mail.

2 Comentarios
  1. Iñaki Collados

    Sería bonito ver algún vídeo que, aunque sea breve, decore el relato del cazador en lo que pudiera ser el clímax del lance o la jornada.

¡Házte notar, contribuye con tu opinión!

 
¡Sígueme en redes sociales!
Send this to a friend