En mi coto soy campeón del mundo de sorda

Decía siempre un buen amigo y cazador, que él en su coto era campeón del mundo de sorda, pues no quedaba recoveco, después de “taitantos” años recorriéndolos, que escapase a su conocimiento.

Y no le faltaba razón, pues esto que le pasaba a él, te pasa a ti y me pasa a mí cuando salimos a nuestro cazadero de siempre, ese mismo en el que, sin necesidad de afinar la vista, recurrir a la intuición o tejer una estrategia, nuestros pasos se vuelven autómatas en dirección a cada uno de esos escondrijos que nos han deparado experiencias en el pasado.

Y volamos sordas, resolvemos lances imposibles y clavamos cupos inalcanzables para otros, piensa según quién…

Pero qué distinto es cuando “vamos de nuevos” a un coto que desconocemos por completo y llevamos a examen esa supuesta “sabiduría becadera”…
 

En mi coto soy campeón del mundo de sorda

Como ejemplo de lo anterior, voy a compartir contigo dos de mis últimas peripecias cinegéticas tras las becadas.

Una de ellas el jueves pasado, en mi coto tradicional de Cantabria, en el que, al igual que mi buen amigo, yo también soy campeón del mundo de sorda, pues después de muchos años y muchas experiencias, soy capaz de reconocer cada sendero y cada esquina con los ojos tapados.

Y una segunda jornada de caza, en este caso, la primera en mi nuevo cazadero de Castilla y León, en la que todo mi conocimiento previo se redujo a un vistazo rápido del entorno desde Google Maps…

Como la noche y el día…

Campeón del mundo de sorda | Becadas 2021 | Cuaderno de Caza
 

Escapada de jueves con Figo a mi coto de Cantabria

Hacía años que no salía un jueves de caza y este me supo a gloria por esa misma razón.

Me permití el lujo de desayunar tranquilo con mi mujer y las peques, monté a Figo en el coche y a las 09:00h ya colgaba la Bettinsoli del hombro, entre tanto superaba una pequeña ladera que daba acceso a unas cabeceras de encina muy querenciosas por estas fechas.

Estaba el monte precioso, como lo está siempre, alumbrando esa coloración otoñal que esta temporada le ha costado acaparar y con cierta humedad, muy proclive para la Dama.

Al mediodía debía recoger a las niñas del colegio, de modo que no podía extenderme como me gustaría y decidí ir a tiro hecho o lo que es lo mismo, acudir a aquellas zonas que a lo largo de 15 años me han demostrado ser favorables en este tiempo de entrada de sordas, sin perder un segundo en otras ubicaciones de menor garantía.

Revisada la cabecera de encinas, atravesé el vértice de un hayal que me permitió llegar a un par de hoyos que suelen alojar pájaros.

No hubo suerte, por lo que crucé campo a través hacia un mazo de encinas, que con los años y a medida que los árboles han ido ganando altura, se ha ido despejando de ganzos y ahora resulta medianamente accesible.

Desde allí cogí un sendero de vacas que me llevó a otra hoyada grande de hayas salteada de cierta boscosidad en el suelo, con la intuición de que ahí podría encontrar lo que buscaba, además de darle a Figo la oportunidad de refrescarse en el bebedero.

Y como en mi coto, decía antes, soy campeón del mundo de sorda, Figo pudo beber y la intuición no me falló.

Campeón del mundo de sorda | Becadas 2021 | Cuaderno de Caza
 

Un lance buscado y esperado…

Ni a mí, ni a Figo, que los perros también disfrutan de memoria e igualmente son grandes campeones en sus dominios, por lo que nada más acceder a la hoyada, se fue directo hacia uno de sus bordes y allí, entre la boscosidad de su vértice, se quedó quieto como una estatua.

Nada más verlo supe lo que había, como también imaginé las dos posibles escapatorias del ave, que no han variado con el paso de los años y los lances, de modo que me acerqué con cierta premura, pero evitando hacer ruido, pues no es un lugar en que la sorda se aguante más de lo convenido.

Podía botar hacia arriba, pero eligió hacerlo hacia la derecha. Encaré, la guié brevemente, adelanté un pelín el disparo porque arrancó con fuerza y como consecuencia de percutir el gatillo, cayó seca entre unas piedras.

Siento defraudarte, pero en contrapartida de las grandes hazañas que a menudo encontramos en redes sociales, no fue un lance especialmente complejo, ni requirió de múltiples rebuscas, ni exigió demasiado al perro, ni siquiera presentó un disparo excesivamente difícil.

Fue tan simple como que sabíamos que podía estar allí y allí estaba. Como saber por dónde trataría de escapar y colocarme de forma que pudiese resolver con éxito.

Ni más, ni tampoco menos.

Campeón del mundo de sorda | Becadas 2021 | Cuaderno de Caza
 

Veni, vidi, vinci…

El resto de la jornada transcurrió mirando el reloj para no pillarme con la hora y como hasta entonces, “saltando de querencia en querencia” y omitiendo todo lo demás.

Poco antes de llegar al coche, recurrí a otro de esos “puntos calientes”, entre una maraña de encinas bajas, plagadas de ganzos y zarzas, pero que siempre proveen refugio a alguna que otra becada.

Esta vez no fue diferente, beneficios de conocer al detalle el terreno que pisas, insisto, pero la suerte nos fue esquiva y tal como entramos, voló la sorda sin más preámbulos, ni oportunidad de llegar a bloquearla.

Para otro día quedó y Figinchi y yo contentos para casa, después de algo menos de tres horas de buen paseo y mejor cosecha.

Campeón del mundo de sorda | Becadas 2021 | Cuaderno de Caza
 

Sábado de estreno en Castilla y León

Pero como cambia la cosa cuando el coto es una incógnita, especialmente, cuando además no has tenido tiempo de ir a reconocerlo y tienes que ceñirte a una rápida ojeada desde Google Maps, intentando adivinar lo que parece y deja de parecer interesante de andar.

A suerte o muerte, que decía aquel.

De paso llegué antes del amanecer, por lo que no contaba con el valor de la vista para guiarme y variar “el plan original”, por lo que aparqué en la ubicación que me había fijado la tarde anterior y desde ahí encaminé mis pasos, otra vez, acompañado de Figo.

Subimos por una pista bastante ancha que dejaba paso a un bosque de encinas a derecha e izquierda que enseguida nos animamos a revisar.

No vimos nada, ni rastro y me entraba la duda de por dónde seguir, asi que cuando podía, buscaba los altos para adquirir una percepción más real del entorno y dirigirnos hacia un lado u otro.

En comparación con lo tremendamente cerrado e inaccesible que resulta mi coto en Cantabria, se me hacía extraño andar por aquel terreno limpio en el que podías permitirte manga corta y bermudas sin miedo a volver con la piel hecha girones.

Todo un lujo para variar.

Campeón del mundo de sorda | Becadas 2021 | Cuaderno de Caza
 

Buscando recursos, además de becadas…

Con el calor reinante y el terreno bastante seco, después de dos horas andando, casi había priorizado la búsqueda de agua por delante de la de becadas, pues Figo empezaba a pedir a gritos un necesario refresco.

A lo lejos vi una pista que bordeaba un pinar y supuse alguna charca entre los caños, bajamos hasta ella y como la suerte nos respondió en forma positiva, Figo pudo beber y yo aprovechar para descansar unos minutos y pensar en la siguiente dirección a seguir.

Cuando no conoces y tampoco acompañan los avistamientos, es fácil que te albergue la duda de si estás mirando las zonas correctas o sencillamente es que no hay pájaros, pero desde luego, ya cuesta más sentirte campeón del mundo de sorda.

Entre la sequedad del suelo y que el pinar estaba limpio como la patena, deseché la idea de revisarlo, ganamos altura y nos dirigimos hacia otro encinar que a simple vista me generaba buena pinta.

Con hoja en el suelo, algo de vegetación alrededor, piedra… Perfectamente podíamos encontrar alguna sorda agazapada, pero lo que levantamos fue una perdiz, que al arrancar me recordó al sonido del motor de mi cortacésped cuando la pongo en marcha para segar y además me topé enseguida con una tablilla que anunciaba el límite del coto, por lo que anduve a lo tonto, perdí el tiempo y no me quedó más remedio que darme la vuelta.

Como tampoco le hice caso a la perdiz, seguimos a lo nuestro, aprendiendo sobre la marcha, deshojando la incógnita y buscando a las del pico largo, aunque sin éxito, pero con el susurro de algún disparo lejano y esporádico, quien sabe si a la Dama o a la Reina.

Campeón del mundo de sorda | Becadas 2021 | Cuaderno de Caza
 

La sabiduría becadera va más allá del conocimiento de nuestro cazadero…

Cinco horas y trece kilómetros y medio después llegamos al punto de partida, con escaso bagaje, más allá de una buena paliza, pero cierto conocimiento adquirido que me será muy útil para la próxima vez.

Aún así, nada más terminar, me subí con el coche a un par de zonas altas desde las que pude divisar el cazadero al completo, sus límites, su orografía y además de confirmar que no me había equivocado demasiado con la zona elegida al inicio, me apunté otro par de sitios de esos que te llenan la vista.

Como reflexión, al final te das cuenta de lo estrictamente distinto que resulta cazar la sorda en un biotopo y en otro, de lo favorable que es la experiencia y conocer los rincones, además de los senderos para acceder a ellos, incluso las zonas que reportan aguan o los propios límites, entre otras muchas cosas.

E igualmente, reflexionando, pienso que para ser “campeón del mundo de sorda” hace falta algo más que ser medianamente hábil cazando becadas en ese coto que ya recorres hasta con los ojos cerrados…

¡Un abrazo y al monte!
 
 
Seguro que tienes mucho que aportar y estamos deseando escucharlo, de modo que te animo a que dejes un comentario en el formulario con tu opinión.

Y si te ha gustado este post sobre el campeón del mundo de sorda, puedes compartirlo en tus redes sociales desde los botones que encontrarás al final del artículo.
 
 

Si te ha gustado... ¡No olvides compartirlo!
Te recomiendo...

Cazadores de oído… ¡Mejor en el campo de tiro!

171shares Facebook149 Twitter22 WhatsApp Email0Cazadores de oído… Malos hábitos entre cazadores La caza es sinónimo de esfuerzo, destreza, habilidad, conocimiento,...
Read More

¡Dime de lo que presumes y te diré de lo que careces!

170shares Facebook149 Twitter21 WhatsApp Email0Sentimiento venatorio… ¡El cazador nace, pero también se hace! Soy consciente de que una gran parte...
Read More

¡Menos omisión y más reacción!

170shares Facebook149 Twitter21 WhatsApp Email0¡Más reacción y menos omisión!… Prohibición de caza del lobo ibérico No se trata únicamente de...
Read More

¡Estoy orgulloso de ser cazador!

169shares Facebook149 Twitter20 WhatsApp Email0¡Estoy orgulloso de ser cazador! Quiero gritarlo bien alto… ¡Estoy orgulloso de ser cazador!. Y estoy...
Read More
Más Caza...
Grupo de caza | Destruir es más fácil que construir | Cuaderno de Caza

Destruir siempre fue más sencillo que construir

161shares Facebook161 Twitter0 WhatsApp Email0Construir y destruir… Es curioso como la creación de un Grupo de caza te lleva a...
Read More
Primera experiencia cinegética | Bautismo de caza | Primera experiencia caza de becadas | Blog de caza menor | Cuaderno de Caza

Mi primera experiencia cinegética

0share Facebook0 Twitter0 WhatsApp Email0Dicen que la primera vez no se olvida, queda alojada en el recuerdo y en el...
Read More
Relato de caza de becadas | Cuaderno de Caza

Llueve, huele a pino, a tierra húmeda… ¡Y a becada!

491shares Facebook477 Twitter12 WhatsApp Email2Esta vez vuelvo a dejarle protagonismo, pluma y papel a Eduardo Gutiérrez, para que dé forma...
Read More
Cazadores veteranos | Consejos caza de becadas | Cuaderno de Caza

La caza se hace en un momento

144shares Facebook144 Twitter0 WhatsApp Email0Cada vez más, me gusta escuchar la voz sensata y experta de esos cazadores veteranos, curtidos...
Read More
Desveda de codorniz 2019 | Lances a codornices Media Veda 2019 | Cuaderno de Caza

Primeros lances codorniceros…

67shares Facebook67 Twitter0 WhatsApp Email0Después de tantos meses esperando con anhelo esta desveda de codorniz 2019, casi lo que menos...
Read More
La codorniz El Hada del Campo | Cuaderno de Caza

Buscando agujas en el pajar…

499shares Facebook479 Twitter17 WhatsApp Email3Pensaba escribir sobre la codorniz, sobre la errática jornada del sábado, pero recogiendo el guante de...
Read More
Te puede interesar...
Linterna de caza para esperas de jabalí | Olight Warrior X Turbo Kit | Cuaderno de Caza

En busca de las mejores linternas de caza…

4shares Facebook0 Twitter4 WhatsApp Email0Ya sabes que en los últimos meses he probado varios productos de la casa Olight, distintos...
Read More

Olight Warrior X Pro… ¡Linternas para la caza!

171shares Facebook149 Twitter22 WhatsApp Email0Olight Warrior X Pro… Una gran linterna para cazadores Después de testar la mini linterna i3T EOS...
Read More

Linterna Olight i3T Latón… ¡Pequeña, pero muy bestia!

171shares Facebook149 Twitter22 WhatsApp Email0Linterna Olight i3T Latón… ¡Pequeña, pero muy bestia! Para estrenar esta nueva sección del blog «Mi...
Read More
Chaquetas de caza | Cuaderno de Caza

Las mejores chaquetas de caza de 2021

8shares Facebook0 Twitter6 WhatsApp Email2Si bien es cierto que muchos de nosotros somos asiduos del chaleco, también lo es que...
Read More
Botas de caza | Comprar botas de caza online | Cuaderno de Caza

¿En busca de las mejores botas de caza online?

6shares Facebook0 Twitter5 WhatsApp Email1Las botas de caza son uno de los complementos a los que más atención prestamos los...
Read More

Camisetas personalizadas de caza

4shares Facebook0 Twitter4 WhatsApp Email0Llega un momento en que queremos hacer un regalo original a un cazador o simplemente, vestir...
Read More
Suscríbete

¿Te aviso para el próximo post?

¿Te ha gustado este post sobre «En mi coto soy campeón del mundo de sorda»?. Forma parte de la Comunidad y recibe un correo mensual con las mejores publicaciones en tu mail.

¡Házte notar, contribuye con tu opinión!

 
¡Sígueme en redes sociales!
Send this to a friend