¡Hola!. Me llamo Álvaro y soy cazador de becada

Resulta difícil hablar de uno mismo, siempre preferimos escucharnos en la voz de otro, pero quizás ha llegado el momento de presentarme y aunque a través de las muchas líneas que he volcado en este blog ya se desprende una amplia percepción de quién soy y qué siento por la caza, hasta ahora había huido del formalismo y merece la pena corregirlo, de modo que vamos al grano: Me llamo Álvaro Fernández y soy cazador de becada.

Asi de simple.
 

Hola, me llamo Álvaro Fernández y soy cazador de becada

Cántabro de nacimiento, con una mezcla de raíces lebaniegas y campurrianas, me enorgullezco de proclamar que soy cazador de becada. Amante de la caza y la naturaleza, enamorado del Setter Inglés y sordero empedernido. Entre encinas, robles y hayas disfruto de cada instante que me ofrece el monte, alejándome cada vez más del lamentable postureo cinegético.

Este sería probablemente mi epitafio venatorio, el que escribí cuando arranqué el blog y el mismo que, con el paso de los años, sigo abrazando con absoluto convencimiento.

Pero seguiría huyendo del formalismo si limitase mi presentación a un texto más que consabido y no he iniciado este post para quedarme a medias, de modo que, sigue leyendo y te cuento más cosas.

Cazador de becada | Cuaderno de Caza
 

Mis inicios como cazador de becada

Empecé por el mismo motivo que otros tantos cazadores han dado sus primeros pasos en la venatoria: por tradición familiar. Aunque en mi caso, algo más tarde de lo habitual.

Pescador desde mi niñez, siempre había observado la cinegética desde el prisma de mi tio y mi abuelo, ambos cazadores en mayor o menor medida, pero no fue hasta la madurez cuando realmente despertó en mí el instinto que siempre llevé dentro.

Y lo estimuló un tio de mi mujer, que por aquel entonces, había retomado sus salidas tras la sorda acompañado de un majestuoso Setter Inglés llamado Zar, que nunca olvidaré, pues me cautivó nada más verlo.

Los domingos, sentados alrededor de la mesa familiar, contaba de forma efusiva sus pericias cinegéticas y poco a poco fue despabilando mi espíritu venatorio hasta que un día de Navidad, mi inquietud me llevó a preguntarle… ¿Puedo acompañarte un día de estos?.

Dicho y hecho.

A la mañana siguiente ahí estaba yo emocionado, casi sin dormir y totalmente preparado para descubrir los secretos de aquel pájaro que tantas y gratas sensaciones despertaba en todo aquel que se medía con él.

Cazador de becada | Cuaderno de Caza
 

Mi primer lance como cazador de becada

Había llovido los días anteriores y la mañana estaba fresca, perfecta para salir al monte, por lo que una vez preparados los pertrechos, echamos a andar.

Escopeta en mano, por beneplácito de mi mentor, no tardé mucho en vivir mi primer lance.

Después de atravesar una zona de hayas y descender ligeramente por un estrecho sendero rodeado de encinas, llegamos a una zona más abierta y enseguida escuché decir a mi tío: ¡Álvaro, atento, está el perro puesto!.

Y efectivamente, estaba en muestra, con una postura felina y orientando sus vientos hacia el pié de un árbol.

Era una zona totalmente limpia de ramas, escajos o maleza (no creo que vuelva a disfrutar de una oportunidad como esa en pleno mes de diciembre) y yo estaba tenso, nervioso, con un ligero hormigueo recorriéndome el cuerpo, aferrándome con fuerza la escopeta y sin saber muy bien qué hacer, qué esperar, cómo colocarme…

Segundos después, como no podía ser de otra forma, la becada se levantó y yo me quedé clavado viendo cómo se alejaba de nosotros mientras trataba de entender por qué estaba en el suelo y no en una rama cualesquiera del árbol que teníamos enfrente…

Jose, le dije a mi tio… ¿Los pájaros no están en las ramas de los árboles?. ¿Qué hacía esa sorda en el suelo?.

No me dijo nada, pero supongo que en ese instante tuvo un fuerte debate interno tratando de decidir si darme una colleja o simplemente echarse a reír…

Cazador de becada | Cuaderno de Caza
 

Un cazador de sorda en constante evolución…

Pasaron los años y mi sentimiento por la venatoria se convirtió en una pasión irreversible de la que hoy me es imposible escapar.

Vivo con absoluto romanticismo el recuerdo de todas aquellas sensaciones que motivaron mis inicios en la caza y a medida que fui descubriendo algunos de sus muchos secretos, se apoderó de mí la necesidad de querer saber más, de aprender, de experimentar…

Siempre a través del perro, siempre en compañía de un Setter Inglés, de esa raza emblemática que me cautivó desde un principio y que no ha dejado de hacerlo pasados tantos años.

Valorando y respetando su trabajo, concediéndole merecido protagonismo y entendiendo que cada lance debe llevar impreso su sello para ser concebido como tal y poder clasificarlo de justo, noble y respetuoso.

Quizás no era así al principio, pero todos evolucionamos, yo lo he hecho y hoy tengo claro lo que me gusta y lo que no, lo que me produce satisfacción y lo que no me arroja ese regustillo victorioso tras cobrar una pieza abatida.


 

Un cazador crítico, consigo mismo y con la propia caza

Hablaba antes de evolución y si he logrado ese crecimiento personal, en mayor medida, se debe a un gran sentido crítico que de vez en cuando me juega malas pasadas, pero que también me permite enjuiciar lo que creo que está bien y lo que creo que está mal, con el objetivo de cambiarlo.

Nunca entendí la caza a partir del gatillo y desde luego, ahora mucho menos.

Son tales las sensaciones que se agrupan alrededor de una jornada de campo que simplificar su resumen en el percutir de esa pieza hostil resulta incluso obsceno.

Amo la caza, tanto como respeto las especies y ese entorno que incluso he llegado a reconocer como mío y no creo que esto se solape con la búsqueda de una venatoria sostenible y conservacionista que termine erradicando determinadas costumbres más que nocivas para el propio colectivo y para esas especies que las sufren.

Por ahí es posible que te resulte un pelín “gordo”, quizás porque hay mensajes que no gusta escuchar, quizás porque la costumbre nos lleva a creer que resulta más positivo correr un tupido velo y tratar de ocultar según qué cosas o sencillamente, porque no te caigo bien, oye, que todo puede ser.

Pero también es cierto que me podría haber posicionado, como tantos otros, en clave populista y sumarme a la pobre tendencia de criticar constantemente al animalista, al ecologista o al vegano, beneficiándome de la creciente moda y recogiendo múltiples vítores y aplausos.

Quizás ahora no te caería “gordo” e incluso sería famoso, qué sé yo, pero ya ves, no tengo este objetivo, no responde a mi perfil y tampoco creo que el futuro de la caza pase por preocuparnos de agentes externos, sino por defender lo nuestro y mirar hacia dentro para hacerlo más próspero.

Cazador de becada | Cuaderno de Caza
 

De becadero a cazador…

No hace tanto, iba y venía de casa al coto como cazador de becada y a esto se limitaba mi condición.

Pero también en ese aspecto he evolucionado, probando otras disciplinas y modalidades, de la menor a la mayor, que hoy me hacen sentirme dueño del término cazador en toda su amplitud.

No solo por el hecho de practicarlas, sino por el gran caudal de aprendizaje que me han reportado.

Me siento más completo, más conocedor, más hecho y pese al transcurso de los años, mis ganas, mi ilusión y mi instinto cinegético se mantienen florecientes y arduos de nuevas experiencias.

Pero me he presentado como cazador de becada y eso no lo puedo olvidar, sea como fuere, nací sordero y moriré sordero.

Cazador de becada | Cuaderno de Caza
 

El lado más personal de un cazador de becada.

Una presentación formal no necesariamente implica compartir aspectos personales, pero ya que estamos metidos en harina…

Soy muy familiar y parte de mi gran familia ya la conoces a través de mis publicaciones.

Mi mujer y mis hijas, con quien comparto afición, a la vez, son mi mayor soporte en todos los proyectos que emprendo, que no son pocos.

Inquieto por naturaleza, con el paso de los años he montado varios negocios “a puro huevo”, unas veces con más acierto y otras con menos, pero desde los 17 años que empecé a trabajar no he perdido la costumbre y siempre del lado del software, las NN.TT y los negocios online.

Osteópata de formación, que no de vocación, ni de práctica, pues a día de hoy sigo sin entender qué se me pasó por la cabeza para meterme en semejante carrera, soy un friki del conocimiento y eso me ha llevado a formarme en distintas escuelas de negocio, siempre sobre temáticas relacionadas con la gestión empresarial, el marketing, las ventas…

Futbolista semiprofesional, madridista hasta la médula, lector empedernido y carpintero frustrado, además de cazador de becada.

Políticamente incorrecto, ateo convencido, honesto, leal, de palabra y defensor de las cosas de siempre.

Si me preguntas por una canción, te contestaré: “The Final Countdown”, sin perjuicio de cualquier otra del Maestro Sabina.

Si hablamos de cine, no sé cuántas veces habré visto “La vida es Bella” y más recientemente, “El Gran Showman”. Su influjo motivacional es tremendo y además me encanta Hugh Jackman, tanto como Robert Downey Jr., Clint Eastwood, Pierce Brosnan, Johnny Depp, Robert De Niro, Will Smith…

Y lo siento, pero mi libro favorito no lo escribió Delibes, sino García Márquez y se titula “Relato de un náufrago”, te lo recomiendo.

Cazador de becada | Cuaderno de Caza
 

¿Por qué Cuaderno de Caza?

Cuando inicié este proyecto lo hice por puro desarrollo personal, sin grandes aspiraciones y con el único objetivo de unificar dos pasiones, como son la escritura y la caza.

Y en parte, quizás, porque también veía como otros blogs personales de compañeros iban cayendo en el olvido y aunque tenemos distintos medios de carácter cinegético que nos mantienen al día de la actualidad de nuestra afición, siempre disfruté con esa perspectiva de quien comparte sus opiniones y experiencias venatorias desde un enfoque personal, con el que de un modo u otro, te acabas sintiendo más identificado.

Al ponerlo en marcha mis pretensiones eran mínimas y de hecho, nunca pensé que más allá de unos pocos invertirían su tiempo en leer mis artículos.

Por suerte me equivoqué y en la actualidad, son muchos miles los compañeros que cada mes interaccionan con mis publicaciones y me regalan el privilegio de su tiempo visitando Cuaderno de Caza.

Este reconocimiento inesperado también me ha llevado a conectar con muchas personas, creando en algunos casos, verdaderos lazos de amistad.

Personas de las que aprendo a diario y sobre las que he podido profundizar en distintas áreas de la cinegética que hasta entonces eran absolutamente desconocidas para mí.

Este es quizás mi mayor logro, lo que más valoro y lo que me ha permitido engancharme a un proyecto, que si bien me roba mucho tiempo, también me genera enormes satisfacciones.

La Comunidad alrededor del blog cada día es más grande, colaboro con distintos medios de comunicación proyectando mis conocimientos y opiniones, disfruto intercambiando experiencias con aficionados a la caza de todo el mundo y solo es una muestra de los muchos alicientes por los que este cazador de becada, es decir, yo, tengo que dar las gracias.

Cazador de becada | Cuaderno de Caza
 

Un pequeño contribuyente en la defensa de la caza

Tengo claro que tú, yo y todos debemos aportar nuestro pequeño granito de arena en defensa de esta actividad que nos une, por ínfimo que resulte, pues somos mucho más importantes de lo que parece y en nosotros está conceder fortaleza a ese mensaje cargado de lógica y razones que nos precede.

Quizás y al menos en parte, en esto se ha reconvertido el blog, en una herramienta desde la que pretendo sumar mi humilde impulso a poner en valor la caza, al cazador y a ese mundo rural al que pertenezco, quiero y respeto.

A veces, como has visto, desde una perspectiva crítica que considero necesaria para mejorar y pulir defectos, en otras, desde la simple difusión de lo que engloba una jornada de monte: vivencias, anécdotas, instantes… Y siempre, a partir de la esencia de tres términos en los que baso mi entendimiento de la caza: Instinto, respeto y dedicación.

Cazador de becada | Cuaderno de Caza
 

Un cazador de becada que se despide hasta la próxima

Este soy yo, ahora ya me conoces, al menos en parte, el resto me lo quedo para mí, pues carece de importancia general.

Y este soy yo, con un nombre, un apellido y una descripción, que en ningún momento se mantuvieron ocultos, más bien al contrario, a pesar de que hubo a quien le costó encontrarlo y quizás por ello pensó que me escondía detrás de un dominio “anónimo” como CuadernodeCaza.com.

Y ahora que me he presentado formalmente y que ya conoces al autor de Cuaderno de Caza, que no es más que un cazador como lo puedes ser tú, me despido hasta la próxima… ¡Nos vemos!.

¡Un abrazo y al monte!
 
 
Seguro que tienes mucho que aportar y estamos deseando escucharlo, así que te animo a que dejes un comentario en el formulario con tu opinión.

Y si te ha gustado este post con mi presentación como cazador de becada, puedes compartirlo en tus redes sociales desde los botones que encontrarás al final del artículo.
 
 

Si te ha gustado... ¡No olvides compartirlo!
Te recomiendo...

¡Tenemos lo que nos merecemos!

164shares Facebook149 Twitter15 WhatsApp Email0¡Tenemos lo que nos merecemos! | Reputación social de la caza En muchas ocasiones hecho en falta la cultura de los...
Read More

Una idea contra el bajo relevo generacional

163shares Facebook149 Twitter14 WhatsApp Email0Se me ha ocurrido una idea… Iniciativas en favor de la caza A veces las mejores ideas, las mejores iniciativas en...
Read More

Caza, niños, tabúes e incoherencias

162shares Facebook149 Twitter13 WhatsApp Email0¿Por qué no puedo llevar a mi hijo de caza? ¿Por qué no puedo llevar a mi hijo de caza sin...
Read More

¿Dónde quedan nuestros derechos como cazadores?

161shares Facebook149 Twitter12 WhatsApp Email0¿Dónde quedan los derechos del cazador? No es una cuestión de cazadores contra agricultores, a quien hay que pedirles cuentas es...
Read More
Más Opinión...
Evolución del cazador | Futuro sostenible de la caza | Cuaderno de Caza

Cazador que evoluciona, afición que prospera

216shares Facebook215 Twitter1 WhatsApp Email0Ha habido ocasiones en las que a mí y a otros muchos como yo, que predicamos...
Read More
Miserias cinegéticas | Malas prácticas cinegéticas | Cuaderno de Caza

¡Debemos censurar nuestras miserias!

265shares Facebook265 Twitter0 WhatsApp Email0Como quien dice, acaba de empezar la temporada y con ella, no se han hecho esperar...
Read More
Directorio de cotos de caza online | Caza y negocios | Cuaderno de Caza

¿Quieres emprender en la caza?. ¡Te regalo una idea!

114shares Facebook112 Twitter1 WhatsApp Email1¿Qué te parecería si existiese un directorio de cotos de caza online, desde el que pudieses...
Read More
Siempre nos queda la caza | Cuaderno de Caza

Siempre nos queda la caza…

493shares Facebook479 Twitter13 WhatsApp Email1Está siendo un año atípico, duro, muy duro por los funestos acontecimientos que nos está tocando...
Read More
Animalistas radicales | La realidad del animalismo | Cuaderno de Caza

¡Estos animalistas están locos!

35shares Facebook34 Twitter1 WhatsApp Email0Si en tu infancia has tenido oportunidad de leer las viñetas de Astérix el Galo (Yo...
Read More
Artículos caza de becadas | Cuaderno de Caza

Artículos caza de becadas

392shares Facebook383 Twitter3 WhatsApp Email6En este blog de caza encontrarás mis artículos caza de becadas, entre otras modalidades de la...
Read More
Te puede interesar...

Camisetas personalizadas de caza

4shares Facebook0 Twitter4 WhatsApp Email0Llega un momento en que queremos hacer un regalo original a un cazador o simplemente, vestir...
Read More
Chaleco de caza naranja BeniSport | Cuaderno de Caza

Chaleco de caza BeniSport, el idóneo para Caza Mayor

2.0Kshares Facebook2.0K Twitter4 WhatsApp Email2La reseña de hoy va sobre el sección de reviews de caza una prenda de alta...
Read More
Botas Chiruca Cares Boa 08 Hi Vi ▷ Reseña y opinión TOP VENTAS 2019

Botas Chiruca Cares Boa, reseña y opinión

7shares Facebook0 Twitter6 WhatsApp Email1Hoy quiero poner en valor mi opinión sobre estas botas de caza Chiruca, ya que normalmente,...
Read More
Mochila de caza Beretta Zaino da Caccia ▷ CALIDAD y prestigio en 2019

Mochila de caza Beretta Zaino, calidad en 2020

2shares Facebook0 Twitter1 WhatsApp Email1Hoy te traigo esta mochila de caza Beretta que me ha encantado. Avalada por la calidad...
Read More
Cuchillo de Caza Muela MN-8A | Cuaderno de Caza

Calidad y precio: Cuchillo de Caza Muela MN-8A

2shares Facebook0 Twitter1 WhatsApp Email1Si estás buscando una joyita funcional, como el Cuchillo de Caza Muela MN-8A, desde aquí puedes Comprar...
Read More
Pantalones de caza Chiruca Silvano Pro | Cuaderno de Caza

Pantalones de caza Chiruca Silvano, los mejores de 2020

2shares Facebook0 Twitter1 WhatsApp Email1Estos pantalones Chiruca de caza están entre los mas elegidos por los cazadores y es por...
Read More
Blog de caza

¿Te aviso para el próximo post?

¿Te ha gustado este post con mi presentación como cazador de becada?. Forma parte de la Comunidad y recibe un resumen mensual con las mejores publicaciones en tu correo.

4 Comentarios
  1. Iñaqui García del Campo

    Después de leer lo que acabo de leer, me reafirmo en lo que te dije tiempo atrás vía Messenger: «Me encanta que una persona joven como tú contemple esta pasión (la caza) como tú lo haces»
    Por cierto, yo también he leído «Diario de un naufrago», pero como hace mucho tiempo de eso y tú me lo has recordado, lo volveré a leer.

    1. Muy buenas Señor!

      Me alegro de que coincidamos y sin lugar a dudas, te recomiendo el libro.

      Yo lo leí por primera vez hace muchos años en una biblioteca pública y me cautivó de tal modo que no fui capaz de abandonarlo hasta que lo terminé 😉

      ¡Un abrazo y al monte!

  2. Julio Tejedor

    Encantado de conocerte. Para mi que te he «descubierto» hace 2 dias literalmente, tu presentación es casi que es como una bienvenida a tu blog, para que sepa que puedo encontrar en él y a lo que me atengo. Te agradezco la honestidad y la humildad de tus mensajes. Me uno a tu cuaderno de caza como un novato con los mismos nervios y pasión que los que tú tuviste en tu primera jornada. Saludos.

    1. Bienvenido Julio, te agradezco tus palabras y me alegro aún más de tu inquietud por descubrir este noble arte que es la caza, estoy convencido de que no tardarás en engancharte y sentir verdadera pasión por él.

      ¡Un abrazo y al monte!

¡Házte notar, contribuye con tu opinión!

 
¡Sígueme en redes sociales!
Send this to a friend