El chaleco del cazador, tradición y fetiche

Si hay un artículo de nuestro equipamiento que nos representa y nos diferencia del resto de aficionados al monte, ese es el chaleco del cazador.

Una prenda fetiche donde las haya, favorita para muchos de nosotros, que no entiende, ni sabe diferenciar modalidades cinegéticas, pues hace acto de presencia en casi todas ellas y pocos son los que salen al campo sin el abrigo y la funcionalidad que nos reporta.

De hecho, muchos lo customizan y lo tratan como amuleto de la suerte, de lo que se desprende la verdadera importancia que tiene el chaleco del cazador.
 

El chaleco del cazador, tradición y fetiche

El chaleco del cazador es una de esas prendas que ha sido capaz de sobrevivir a casi todas las etapas por las que ha discurrido la caza.

Jóvenes y veteranos, ricos y pobres, puristas e innovadores…

Todos le visten por igual y le conceden merecida importancia, personalizándole incluso con insignias o elementos estéticos para hacer suya una prenda más que tradicional en la caza.

El cazador además, como animal de costumbres, tiende a afianzarse en aquella vestimenta que le reporta algún significado y si encima colabora en algún tipo de logro o éxito especial, lo que antes era un simple chaleco, pasa a convertirse en el chaleco de la suerte.

¡Y que no se nos olvide antes de salir, porque no nos hayamos sin él!

El chaleco del cazador | Prendas favoritas en la caza | Cuaderno de Caza
 

El chaleco del cazador es de las pocas prendas que sobrevive al deterioro de los años

Tal es nuestra fijación, que si bien no dudamos en reponer ese jersey o pantalón ya hecho jirones, pocos son los que se animan a cambiar el chaleco, aunque las mil batallas superadas le hayan condenado a perder su esplendor inicial e incluso requiera de algún que otro remiendo.

Es de ese tipo de artículos que cuando acertamos a la hora de escogerlo, se vuelve imprescindible y convive toda una era con nosotros.

En estos últimos años, con la aparición en el mercado de nuevos modelos de chaquetas de caza o softshell, que además de estar de moda, ejercen la misma función que el chaleco, su uso podría haber caído en picado, sin embargo, no solo no es así, sino que mantiene su estatus y continua protagonizando el equipamiento de la mayoría de cazadores.

Al final, se trata de una prenda que de algún modo, cuenta nuestra historia en la caza, pues está presente en todas y cada una de nuestras jornadas venatorias.
 

El chaleco del cazador proporciona abrigo, espacio y funcionalidad.

En realidad no es extraño que se haya convertido en una de nuestras prendas favoritas.

Son cómodos, suelen ser más bien ligeros y no suponen un incordio a la hora de hacer giros o maniobras con el cuerpo.

Abrigan, pero no agobian, porque tampoco se trata de una pieza que genere excesivo calor.

Y además nos ofrecen la posibilidad de portar multitud de instrumentos, incluida la propia caza en su morral trasero, pues no perdamos de vista que el cazador tiende a llevar bastantes cosas cuando sale al monte.

El chaleco del cazador | Prendas favoritas en la caza | Cuaderno de Caza
 

Ahora además nos proporciona seguridad

Con la nueva normativa, que nos obliga a llevar distintivos reflectantes durante la acción de caza, la mayoría de fabricantes han puesto en el mercado diferentes opciones que ya tienen integrado esos colores naranja o amarillo que favorecen la visibilidad en el monte.

O como es mi caso y seguramente el de muchos otros, lo llevé a una costurera para que los incorporase y poder cumplir con la Ley.

Pues siguiendo el patrón de estas líneas sobre el chaleco del cazador, lo último que me planteé, fue cambiar de modelo.
 

El mío tiene 11 años, los mismos que llevo cazando.

Mi chaleco no es ni mejor, ni peor que el de los demás, simplemente es el mío y como vengo diciendo, no lo cambio por ninguno.

Responde a la perfección a lo que buscaba cuando lo compré y estoy tan encantado con él, que lleva cazando los mismos años que yo, tantos como once.

Con él he tenido días de fortuna y otros en que la suerte nos ha sido esquiva, pero ahí permanece, obviando el paso de tiempo como puede.

Aunque se aprecia en la imagen, no viene al caso citar la marca y el modelo (De momento no me han pagado para que la diga 😉 )

No tiene excesivos distintivos, más allá de la pegatina de la sorda y las zonas reflectarias que comentaba anteriormente.

Pero me gusta por su ligereza, por su doble morral trasero y porque dentro de los bolsillos delanteros lleva incorporada una cartuchera, que además se cubre con la solapa, evitando que la munición se moje y se enroñezca.

Solo lo abandono en verano, cuando el calor estival obliga a decidirse por vestimentas más ligeras y transpirables, pero ahí me sigo inclinando por el chaleco como recurso favorito, aunque con otro corte y otras características.

El chaleco del cazador | Prendas favoritas en la caza | Cuaderno de Caza El chaleco del cazador | Prendas favoritas en la caza | Cuaderno de Caza
 

Por si te interesa… Un poco de historia sobre el chaleco

El chaleco como tal es de origen persa y su utilización se tornó universal gracias a Carlos II de Inglaterra, quien después de un viaje por Persia, decidió incorporar el chaleco a la vestimenta oficial de la corte.

Se trata de una prenda que ha variado muchísimo en sus formas, del mismo modo que lo ha hecho en sus denominaciones.

Su nombre procede del turco Yelek, aunque a Europa llegó como Yalíka, para posteriormente derivar en el italiano Giulecco y terminar por adquirir su nombre actual y por el que todos lo conocemos.

En sus inicios se trataba de una prenda que disponía de mangas y una longitud más larga que el actual, llegando prácticamente a las rodillas.

Los tejidos de las primeras piezas eran más bastos, pero poco a poco fue evolucionando para ganar en comodidad, reduciendo lo abultado de su estructura.

De ese modo perdió las mangas, tendió a acortarse e incluso a entallarse, hasta lograr el aspecto actual desde finales del siglo XVIII.
 

Lo tradicional nunca pasa de moda

El chaleco del cazador, por lo tanto, es una prenda tradicional y representativa de nuestra afición.

Nos viene acompañando desde muy atrás y sigue superando todas las modas, por más innovadoras que estas puedan llegar a ser.

Pero lo más importante es que forma parte de lo que somos como cazadores, como esa prenda favorita que nunca nos olvidamos de coger antes de salir de caza.

¡Un abrazo y al monte!
 
 
 
Seguro que tienes mucho que aportar y estamos deseando escucharlo, así que te animo a que dejes un comentario en el formulario con tu opinión y, si te ha gustado el post, puedes compartirlo en tus redes sociales desde los botones que encontrarás al final del artículo.
 
 
 

Seguro que te interesa...
Artículos relacionados sobre caza
Cazando codornices en la Media Veda | Caza de codorniz en Palencia | Caza de codorniz en Castilla León | Cazando codornices en Septiembre | Blog de Caza menor | Cuaderno de Caza

Llega Septiembre, pero aún quedan codornices

10shares Facebook10 Twitter0 WhatsApp Email0Hablando con otros cazadores me queda la sensación de que este año hemos sido unos auténticos privilegiados, pues la escasez de...
Read More
Caza de la becada | Cazando becadas en Cantabria | Veda general 2018 | Cuaderno de Caza

¡Qué bonita es la caza de la becada!

246shares Facebook245 Twitter0 WhatsApp Email1A medida que avanza la temporada se van sumando nuevas jornadas tras la sorda y con ellas, alguna que otra anécdota...
Read More
Primera experiencia cinegética | Bautismo de caza | Primera experiencia caza de becadas | Blog de caza menor | Cuaderno de Caza

Mi primera experiencia cinegética

0share Facebook0 Twitter0 WhatsApp Email0Dicen que la primera vez no se olvida, queda alojada en el recuerdo y en el caso de mi primera experiencia...
Read More
Coto de codorniz en Palencia Norte | Coto de caza Báscones de Ojeda | Cuaderno de Caza

Báscones de Ojeda, recuerdos de mi primer coto de codorniz

83shares Facebook81 Twitter0 WhatsApp Email2Quizás por ser escenario de mi debut codornicero o por lo bien que nos acogieron en el pueblo, lo cierto es...
Read More
Cazando codornices en perdidos y barbechos | Cazando codornices con Setter Inglés | Anécdotas de caza | Relatos de caza | Relatos cinegéticos | Blog de Caza menor | Cuanderno de Caza

Perdidos y barbechos también dan mucho juego

20shares Facebook19 Twitter1 WhatsApp Email0Cuando me inicié en la caza de codorniz, hace unos 10 años, de forma autodidacta y sin mentor alguno que me...
Read More
Apertura de la Media Veda 2020 | Cuaderno de Caza

Se nos olvidó invitar a las codornices a la apertura…

498shares Facebook479 Twitter16 WhatsApp Email3Un bolo como la catedral de Burgos resume mi apertura de la Media Veda 2020, al menos, en la jornada de...
Read More
Blog de caza

¿Te aviso para el próximo post?

¿Te ha gustado este post sobre el chaleco del cazador?. Forma parte de mi Comunidad y recibe los últimos artículos en tu mail.

¡Házte notar, contribuye con tu opinión!

 
¡Sígueme en redes sociales!
Send this to a friend