Hablando de mujeres cazadoras… ¡Vamos con la mía!

Si hace unas pocas semanas hablaba de mujeres cazadoras, ponderando su gran afición y proactividad en favor de nuestra afición… ¿Cómo no voy a hablar de la mía?.

Porque ser cazador poco tiene que ver con disponer de licencia o portar escopeta, ser cazador es algo que va en el carácter, en la forma de ser y entender la vida, en el respeto y la pasión que muestras hacia el entorno y los animales, en cómo vives tus experiencias en el monte…

Aunque tu herramienta principal sea una cámara o una simple vara de avellano sobre la que apoyarte.

Y mi mujer cumple sobradamente con todas esas premisas, porque vive la caza con la misma intensidad que lo hago yo, de modo que, con todos los honores, debo incluirla en el gremio de las mujeres cazadoras.
 

Hablando de mujeres cazadoras… ¡Vamos con la mía!

Amigos desde muy jóvenes y novios antes de pasar por el altar hace casi 10 años, siempre hemos sido uña y carne, buenos cómplices y en esto de la caza, mi mejor confidente.

La primera a quien llamo, nada más finalizar la jornada, cuando no he podido disfrutarla en su compañía.

Con quien comparto mis planes e ideas para la siguiente.

Quien escucha de buen tono mis desahogos en los momentos bajos.

Y la misma que me contagia su ilusión y pone todo de su parte para que se cumplan mis sueños cinegéticos, por más complejos que puedan llegar a ser en ocasiones.

Mujeres cazadoras | La mujer del cazador | Cuaderno de Caza Mujeres cazadoras | La mujer del cazador | Cuaderno de Caza
 

Nos bautizamos a la vez en la caza

Empezamos juntos en esto de la caza, experimentando, descubriendo, viviéndolo con idéntica ilusión, con la misma entrega y energía, compartiendo madrugones, largas distancias y muchas horas de monte y campo.

Yo con escopeta, ella con su sonrisa y buen humor, que a menudo es la mejor medicina para sobrevivir a esa jornada errática en la que los planes no salen tan bien como esperabas.

Reconozco que al principio me equivoqué, pensé que la caza sería demasiado exigente para ella y no quise que me acompañara, pero como siempre me sorprendió y enseguida aprendí que cualquiera la deja atrás, pues es de raza, de pura cepa y tan dura como el que más.

Desde entonces, siempre que podemos, buscamos la forma de encontrarnos el uno al otro y escaparnos al monte, con la única compañía de nuestros setters, a experimentar esa innegable sensación de libertad que te sobrecoge cada vez que lo visitas.

Bien sea en las llanuras de cereal de Castilla o en los accidentados encinares de Cantabria.

Y cuando no está, cuando no puede venir, independientemente de quien tenga alrededor, siempre termino notando su vacío.

Mujeres cazadoras | La mujer del cazador | Cuaderno de Caza Mujeres cazadoras | La mujer del cazador | Cuaderno de Caza
 

Mis perros, sus perros… ¡Nuestros perros!

Al principio eran mis perros, mis setters, pero ya hace tiempo que la custodia es compartida, pues sin exigir el título jerárquico, su dedicación hacia ellos es tan grande como la mía.

En las buenas y en las malas.

Cuando están sanos y también cuando están enfermos.

Y ellos, que saben valorar a quien bien les quiere, no dudan en premiarla con su fidelidad y cariño.

Mujeres cazadoras | La mujer del cazador | Cuaderno de Caza Mujeres cazadoras | La mujer del cazador | Cuaderno de Caza
 

Para mí, la primera entre las mujeres cazadoras

Aquel post que citaba al principio sobre las mujeres cazadoras, aunque muy del gusto de muchos, también causó sus estragos, quizás en quien lo interpretó como un listado y se vio excluida, cuando en realidad, no era más que un sincero homenaje, pues de haber querido hacer un ranking, ella, mi mujer, qué duda cabe, ocuparía el primer puesto.

Pues por esfuerzo, ilusión, dedicación, paciencia, compromiso, empatía , entre otras muchas razones, no hay quién pueda poner en tela de juicio esa posición.

Entre tanto, cómo no, seguiremos disfrutando el uno del otro, haciendo más amenos esos largos viajes, compartiendo madrugones, experiencias y jornadas de caza, momentos mejores y peores, aciertos y fracasos, porque es nuestra condición, la mía y también la suya.

¡Un abrazo y al monte!
 
 
Seguro que tienes mucho que aportar y estamos deseando escucharlo, así que te animo a que dejes un comentario en el formulario con tu opinión.

Y si te ha gustado este post, puedes compartirlo en tus redes sociales desde los botones que encontrarás al final del artículo.
 
 
 

Si te ha gustado... ¡No olvides compartirlo!
Seguro que te interesa...
No dejes de leer otros artículos de Opinión
Coto de codorniz en Palencia Norte | Coto de caza Báscones de Ojeda | Cuaderno de Caza

Báscones de Ojeda, recuerdos de mi primer coto de codorniz

Quizás por ser escenario de mi debut codornicero o por lo bien que nos acogieron en el pueblo, lo cierto...
Read More
Marketing Cinegético | La caza y el marketing | Cuaderno de Caza

Marketing & Caza, dos conceptos y un destino

Marketing cinegético … Caza y marketing… Si lo piensas, parecen dos términos antagónicos, ¿Verdad?. Tan opuestos e incompatibles que nos...
Read More
Respeto por la pieza abatida | Ética en la caza - Cuaderno de Caza

Una imagen vale más que mil palabras

La imagen tiene un poder universal. Transmite sensaciones, su trasfondo emocional puede llegar a ser muy alto y es capaz...
Read More
Defensora de las gallines | Publicidad a los anti-caza | Cuaderno de Caza

Estamos tirando piedras sobre nuestro tejado

Soy poco dado a poner la TV, prefiero otras formas de entretenimiento, a veces relacionadas con la caza y otras,...
Read More
Insultos a cazadores deben implicar sanciones | Cuaderno de Caza

Amenazas e insultos deben conllevar sanciones

El auge de las redes sociales y de los canales de comunicación online suponen un gran avance en muchos aspectos,...
Read More
Ley de Protección Animal de La Rioja | Cuaderno de Caza

Contra la ridícula Ley de Protección Animal de La Rioja

Hace solo unos días leí en un medio de comunicación generalista los primeros apuntes sobre la nueva Ley de Protección...
Read More
Suscríbete

¿Te aviso para el próximo post?

¿Te ha gustado este post sobre las mujeres cazadoras?. Forma parte de mi Comunidad y recibe los últimos artículos en tu mail.

2 Comentarios

¡Házte notar, contribuye con tu opinión!

Sigue tu instinto...¡No te vayas sin suscribirte!

Solo tienes que introducir tu nombre y correo electrónico y empezarás a recibir en tu bandeja de entrada los últimos artículos publicados en el blog, contenido exclusivo para suscriptores y mucho más...

Veo que llevas un rato en el blog...¿Te está gustando el contenido?

Si es así, puedes suscribirte y formar parte de la Comunidad de Cuaderno de Caza, que ya supera los 3000 miembros. Solo tienes que dejarme tu nombre y correo electrónico y empezarás a recibir en tu bandeja de entrada los últimos artículos publicados en el blog, novedades, contenido exclusivo para suscriptores y mucho más...